Kaleo International Español

LÍDERES DE KALEO EN ESTADOS UNIDOS: ADRIAN Y KAYLA.

Los líderes del equipo en El Paso, Adrian y Kayla, han estado ya de base en la ciudad desde el verano del 2017, pero su historia y aventura con Dios en la frontera del lado de Texas va mucho más atrás.

En el 2013, Dios le habló a Adrian a través de una visión de fuego y avivamiento en la frontera mexicana, empezando un proceso de 3 años que cambió sus vidas por completo. En el 2016 ellos se unieron con Josué y Olivia en Reynosa, antes de ser lanzados para empezar a trabajar en Ciudad Juárez, México.

Para escuchar más acerca de la obra que ellos continúan hacienda en Juárez, revisa nuestra página de “México”. Dios continúa abriéndoles las puertas y usándolos en Juárez, pero también Él está iniciando nuevas obras al otro lado de la frontera en El Paso. Adrian y Kayla permanecieron sensibles y obedientes a la voz de Dios, y justamente año pasado ellos se mudaron juntamente con su familia de regreso a los EEUU, donde Dios los ha estado usando para impactar vidas en ambos lados de la frontera.

PLANTACIÓN DE IGLESIAS Y EMPODERAMIENTO.

Tenemos una pasión de ver la iglesia en EEUU viviendo en su máximo potencial, enteramente inmersa en el amor del Padre y en llevarlo igualmente a las calles, lugares de trabajo y hogares. Trabajamos también juntamente con iglesias locales, haciendo escuelas de Activación y Fuego, equipándoles con el conocimiento y los dones del Espíritu Santo juntamente con habilidades y pasión por el evangelismo, antes de enviarles a impactar sus comunidades. Con la misma visión, también estamos plantando varias iglesias de Kaleo en los EEUU, mayormente junto con territorios de la frontera mexicana en El Paso y Laredo, Texas.
Plantar y establecer Iglesias locales es parte de una visión internacional para la red de Kaleo. Estamos en el inicio de una aventura emocionante de plantar iglesias a través de los EEUU, proveeremos más información en los próximos meses.

IGLESIA EN LAS CALLES

La iglesia no está restringida únicamente a los límites que establecemos. Un gran ejemplo de esto, es lo que Dios está haciendo a través de Daniel y Sarah en Las Cruces, Nuevo México. Después de haber visto a Dios realizar cosas maravillosas durante su estancia en África, Daniel empezó a preguntarle a Dios, ¿por qué no estaba experimentando lo mismo ya de regreso en los EEUU?, la respuesta de Dios fue “ Yo no soy diferente en los EEUU Daniel, tú sí”. Con la determinación de experimentar más de Dios, Daniel empezó a caminar de arriba para abajo por la calle principal que estaba afuera de su oficina todos los días, orando por la gente que iba conociendo, muchos de ellos estaban viviendo en la calle en ese tiempo, una y otra vez el vio como Dios liberó a gente de adicciones, resultando en ellos el poder encontrar un hogar y un trabajo, completamente transformando sus vidas. Después de un tiempo él se dió cuenta de que esas personas querían mucho más que una simple visita, sino un lugar para poder conectarse y aprender, aquí es donde la Iglesia en las Calles inició, no es un nombre, es lo que ellos hacen! Todos los viernes por las tardes, ellos se reúnen en bancas que están al otro lado de su oficina, gente de todo tipo y clase es bienvenida para unirse, mientras disfrutan de una pizza, se alaba y se habla acerca de Jesús. Su lema es “Las iglesia se ha ido del edificio”

CACERIA DEL TESORO.

La historia de la oveja perdida es una impresión muy hermosa de como Dios de una manera implacable, está en búsqueda del corazón de cada persona en nuestro planeta. Una cacería de tesoro es una oportunidad para participar en esta búsqueda. Empezamos a orar y pedirle a Dios que nos indique a quién quiere remarcarnos especialmente en ese día. Entonces vamos en la búsqueda de esas personas, orando y compartiendo de Su amor con cada “tesoro” que encontramos.

MINISTERIO PARA PERSONAS SIN HOGAR Y ALCANCE EVANGELÍSTICO HACÍA LOS POBRES.

Es nuestra labor el amar a las personas que Él pone en frente de nosotros, y cada día definitivamente luce diferente, va desde el tomarse un tiempo para orar por un mesero o algún empleado en una tienda, hasta el hecho de compartir una cena con el que vive en la calle. Nuestro alcance hacia los pobres y a la gente de la calle se lleva a cabo de diferentes formas, pero estamos emocionados por las puertas que Dios ha estado abriéndonos; mientras hacemos conexiones con refugios y ministramos en las calles, supliendo las necesidades físicas que podamos y a la vez compartir de Su amor a todos lados donde vamos..

¿Buscando una iglesia de Kaleo?

¿Interesado en albergar a un equipo de Kaleo en tu iglesia local?

¡Contáctanos!